• Coaching Sexual:

El desarrollo de una sexualidad satisfactoria exige que las personas tengan competencias emocionales, afectivas y de actitud.

Las creencias limitantes pueden estar en la base de los problemas sexuales. Cambiarlas es el inicio de una nueva percepción de la sexualidad. Para ello es necesario ser consciente de lo que hacemos, cómo lo hacemos y los resultados derivados de ambos aspectos. Tomar conciencia te permitirá alcanzar un nuevo modo de hacer en tu vida afectiva y sexual.

 

  • Coaching de Género:

El proceso de Coaching permite acompañarte en el transitar desde el lugar que ocupas hoy hacia el lugar que tú –mujer-  o tú –hombre- deseas ocupar en el futuro.

En este movimiento de tránsito trabajarás la toma de conciencia de la posición que ocupas actualmente – ¿la has logrado tú o te ha sido impuesta por los imperativos sociales?- según el género en que te inscribas, podrás detectar los obstáculos impuestos por el sexismo,  revisarás hábitos adquiridos y te permitirás cambiar tus creencias asociadas al género.

El resultado será una mayor autoestima, liberación de la culpa y ejercicio de un nivel de responsabilidad adecuado a tus capacidades.

                                                               Coaching life      SIGUIENTE